¿Por qué conformarse con un turismo del montón como coche de empresa, cuando puedes utilizar un crossover urbano que te aportará una potente imagen corporativa? El estilo deportivo, robusto y su habitáculo de aire motero, provocan que el Nissan JUKE nunca pase desapercibido. Más aún si personalizas el coche a tu gusto. Y gracias a las bajas emisiones de tu coche de empresa, tu empresa disfrutará de una fiscalidad favorable.